TDAH = Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

viernes, 2 de octubre de 2020

CÓMO ESTUDIAR MEJOR EN UN CURSO SEMIPRESENCIAL

Laura Mesa, técnico del Centro de Orientación y Empleo de la UNED, explica las claves del aprendizaje autónomo y la preparación de los exámenes a distancia

JAVIER MARMISA (REDACCIÓN)

Madrid - 02 OCT 2020 - 00:30 CEST

El comienzo del nuevo curso ha venido marcado por la crisis de la covid-19, que ha provocado que cientos de miles de alumnos de todo el país se vean obligados a atender sus clases de forma semipresencial. Ocurre así, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, donde los estudiantes de tercero y cuarto de la ESO (más de 135.000 alumnos), Bachillerato (más de 108.000) y FP (más de 105.000) recibirán una parte de las clases en los centros y la otra, desde sus casas. A ellos se irán sumando además, los estudiantes que se tengan que quedar en casa confinados por estar infectados o por los protocolos de seguridad y que durante ese tiempo tendrán que seguir las clases a distancia; según los datos proporcionados por las comunidades autónomas al Ministerio de Educación el pasado 24 de septiembre, el coronavirus ha obligado a cerrar 2.852 aulas en España desde el inicio del curso, lo que ha dejado a unos 40.000 alumnos confinados en casa.

Laura Mesa es técnico de orientación en el Centro de Orientación y Empleo de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y está acostumbrada a tratar de motivar y aconsejar a los alumnos que estudian a distancia. Sin embargo, le preocupa la situación de los chicos y adolescentes que se vean ahora obligados a hacerlo por la situación de pandemia. “Estudiar desde casa va a provocar que los alumnos tengan que hacerse más responsables de su propio progreso, organizando su propio calendario de trabajo, pero algunos son demasiado pequeños y necesitarán que les ayuden sus padres”, se lamenta.

Para Mesa, el éxito en el examen comienza en el mismo momento en el que el estudiante entra en contacto con los lomos del libro. 

Contacto con el libro 

Para esta experta en técnicas de estudio, es importante analizar el índice para comenzar a familiarizarse con los contenidos que se estudiarán a lo largo del curso. Se trata de observar las imágenes, los cuadros de texto donde se expongan las claves de cada cuestión, y es muy recomendable fijarse en si el libro contiene además ejercicios de autoevaluación al final de cada tema, una manera muy interesante de repasar la lección, asegura.

Modalidad del examen

El siguiente paso a la hora de enfrentarse a un examen sería ver su modalidad, ya que las técnicas empleadas no serán las mismas si es uno de desarrollo u otro tipo test. Para las asignaturas más teóricas, la lectura es clave. “Hacemos una primera lectura, que puede ser más rápida, para conocer el contenido del texto. Y luego, una relectura en la que intentamos centrarnos en las ideas más importantes del texto”. Mesa también aconseja hacerse preguntas acerca de lo que se ha leído, una técnica que le sirve al alumno para explicar en sus propias palabras el contenido de la cuestión.

El subrayado

Uno de los errores más comunes y fácilmente detectables es llenar el libro con subrayados de colores llamativos. Por atractivo que pueda parecer, no es una buena idea. “Un buen subrayado es la base de un buen resumen, esquema o mapa conceptual, pero no todo vale. Porque luego, si por ejemplo nos piden el resumen de un libro, será excesivamente largo al parecernos todo importante”, advierte. Una buena manera de complementarlo serían las anotaciones al margen, que sirven además para formarse una estructura propia del contenido.

La importancia de sintetizar

Memorizar puede ser un proceso mucho menos arduo si se trabaja en comprender mejor lo que se estudia. Mesa destaca la importancia de este paso, y recomienda métodos para conseguirlo en el vídeo que acompaña a esta noticia, como la creación de resúmenes (en los que el estudiante se ha beneficiado antes de la lectura comprensiva, del subrayado y las anotaciones al margen), esquemas o diagramas, y mapas conceptuales. Además, recomienda, a la hora de repasar o memorizar conceptos, imaginarse hablando para un auditorio, un modo de refuerzo para los alumnos con una buena memoria auditiva.

Reglas mnemotécnicas

Otra opción para el estudiante es hacer uso de las reglas nemotécnicas: “Se trata de crear conceptos clave o imágenes visuales y son muy útiles a la hora de estudiar fechas, o en las asignaturas de números y de ciencias”. Por ejemplo, para recordar el año 1726, se podría pensar en 17 personas que estuvieron en una fiesta el día 2 de junio. 

Asimismo, Mesa incluye al final del vídeo sus cuatro “claves del éxito”: 

  • Ir descansado al examen
  • Organizar un buen calendario de estudio para repasar 15 días antes de la prueba y desconectar el día anterior
  • Aprovechar ciertas asignaturas que tienen sinergias entre ellas, como la historia del arte y la filosofía, para estudiarlas juntas y sacarles el máximo partido.

FUENTE:

https://elpais.com/educacion/2020-10-01/como-estudiar-mejor-en-un-curso-semipresencial.html



TRANSCRIPCIÓN DEL VIDEO 

4 CLAVES para ESTUDIAR MEJOR en un curso SEMIPRESENCIAL

En casa o en la biblioteca, en la cama o en el salón, con música o sin ella, estudiar de forma autónoma en la enseñanza semipresencial puede ser un gran reto para el estudiante, pero manteniéndote alejado de tentaciones como el móvil, la tele o los videojuegos, y con la ayuda de estos consejos, podrás aumentar tu rendimiento muy rápido.

1.- La importancia de la lectura

Empezamos un año nuevo, empezamos con muchísima ilusión y es verdad que cuando vamos a comprar el libro a la librería lo primero que hacemos es verlo, olerlo y  hacerlo nuestro.

Es muy importante que cuando abrimos el libro nos familiaricemos con él, veamos un poco la estructura, cómo está organizado cada uno de los capítulos en diferentes bloques, si tienen imágenes, cómo se explican esas imágenes; si tiene cuadros, a modo de resumen que pueden tener las ideas esenciales del texto. Y luego, muy importante también si tienen cuestiones, por ejemplo, de autoevaluación, de ejercicios que podamos utilizar para repasar el contenido de cada uno de los capítulos. Y yo diría que la primera pregunta clave que nos tenemos que hacer es cómo es la forma de examen, cómo nos van a examinar, cómo es la modalidad, si es un examen de desarrollo, es un examen tipo test, de preguntas cortas… eso es tremendamente importante.

Hacemos una primera lectura. Esa primera lectura puede ser incluso más rápida, para conocer un poquito el contenido del texto. 

Y luego, hacemos una segunda lectura, en la que intentamos centrarnos mucho más en las ideas más importantes del texto. Y es muy importante, que a la vez que vamos haciendo esa relectura hagamos preguntas. ¿Para qué? Para llegar a una lectura comprensiva, que ya veremos que es tremendamente importante para luego llegar a ese momento de síntesis de la información.

2.- No subrayes todo

Tenemos que tener en cuenta que el subrayado es la base de un buen resumen, o de un esquema o de un mapa conceptual. No todo vale. Es verdad que hay gente que utiliza diferentes colores para poner las ideas primarias o principales, para poner las ideas secundarias, y esto puede ser de utilidad pero, por favor, no todo subrayado, porque esto todo se resume, cuando nos piden hacer el resumen de un libro o de un capítulo, el resumen es excesivamente largo. Y es porque todo nos ha parecido super importante.

En cuanto a las anotaciones al margen, a mí me ayudan mucho, sobre todo, cuando tenemos una buena memoria visual, porque podemos hacer nuestras propias anotaciones al margen de cada uno de los textos, poniendo nuestra propia estructura de lo que hemos leído.

A mí me gusta mucho cuando tenemos que repasar o memorizar conceptos el imaginarnos en un auditorio, el imaginarnos que tuviéramos personas delante a las que tenemos que explicar lo que hemos memorizado, lo que hemos aprendido. De esta manera, nos obliga a recitarlo en voz alta y para aquellos que tenemos una buena memoria auditiva nos ayuda muchísimo para reforzar todos los contenidos aprendidos

3.- La importancia de sintetizar

A la hora de sintetizar, vamos a utilizar las más comunes, que serían el resumen, en el que vamos a recoger las ideas más importantes, para eso era muy importante la lectura comprensiva. Y luego tenemos los esquemas y los mapas conceptuales.

Los esquemas es cómo vamos a ser capaces de relacionar las ideas principales de un texto, y lo vamos a poner de una forma gráfica, visual. Podemos utilizar diagramas de barras, de flechas, que se diferencia este esquema del mapa conceptual, que a veces cuesta establecer esa diferencia, en que el esquema relaciona las ideas principales de un texto, mientras que los mapas conceptuales relacionan conceptos claves, y además la relación es a través de diferentes conectores, esas palabras clave que unen conceptos que son relevantes de un texto.

4.- El tema de las reglas mnemotécnicas

Cuando somos capaces de crear conceptos claves o imágenes visuales que a veces son absolutamente inverosímiles, incluso cuanto más inverosímiles y raras muchísimo mejor, porque nuestra memoria las recuerda mejor y cómo la asociamos a diferentes conceptos. Son muy útiles cuando tengo que estudiar cifras o tengo que estudiar muchos números. Un ejemplo muy sencillo: tengo que aprenderme una fecha que es el 1726: 17 personas estuvieron juntas el día 2 del mes de junio. No todo el mundo las usa, porque requiere cierta practicidad y si no son para ti pues no pasa nada.

5.- Otros consejos

Para finalizar, sí me gustaría contaros lo que para mí son las claves del éxito.

  • Lo más importante es la autoestima, pensar que somos capaces y sentir que somos capaces. A pesar de todo lo complicado que pueda ser el texto.
  • Descansar, por supuesto, antes de los exámenes.
  • El repasar quince días antes de los exámenes, pero dejar el último día, si puede ser, de descanso.
  • Secuenciar muy bien el tiempo de estudio. Para eso, a mí me resulta muy de utilidad el hacer una planificación al principio de curso de cómo voy a estructurar esas horas de estudio y, además, por diferentes asignaturas.
  • Además, si hay asignaturas que tienen ciertas sinergias, cierta conexión entre ellas, es muy importante utilizar esas sinergias e intentar estudiarlas juntas. Por ejemplo, voy a aprovechar esta tarde para estudiar filosofía e historia del arte, porque comparten determinados contenidos que puede utilizar ese tiempo para sacarle el máximo partido a las dos asignaturas.

Es un año complicado el que estamos viviendo, pero de verdad que se puede y muchísimo ánimo.

FUENTE:

https://www.youtube.com/watch?v=dgAX-aGwdE0

No hay comentarios:

Publicar un comentario