TDAH = Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

viernes, 22 de junio de 2012

NAVARRA: ORDEN FORAL PARA EL TDAH EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Los colegios navarros establecerán cómo tratar a los menores hiperactivos. Educación regulará con una orden foral la atención y detección de la enfermedad en Infantil, Primaria, ESP y FP.
Irene Villafranca - Sábado, 16 de Junio de 2012 -

Pamplona. Los centros de Infantil, Primaria, ESO y Formación Profesional tendrán que establecer un protocolo de actuación sobre cómo atender a niños y niñas con trastornos por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y con trastornos de aprendizaje (TA: dificultades  para la adquisición y uso de habilidades de lenguaje, lectura, escritura, razonamiento o matemáticas), según establece el borrador de orden foral que ya ha sido aprobado por el Consejo Escolar y cuyo texto está pendiente de firmar por el consejero, según informó el departamento de Educación.  El consejero de Educación José Iribas, al presentar la iniciativa en enero de este año 2012, acompañado por el director de Salud Mental, Víctor Peralta, y el director del servicio de Igualdad de Oportunidades, Participación y Apoyo al profesorado, Andrés Jiménez, anunció la elaboración de un "Protocolo de derivación y traspaso de información ante el TDAH", por parte de una comisión asesora técnica Infanto-Juvenil, en la que han intervenido los departamentos de Salud y Educación.
El actual borrador completa, de este modo, el actual marco legal que ya prevé las medidas de atención especiales que los centros escolares aportan al alumnado con necesidades educativas especiales, altas capacidades, incorporación tardía o condición sociocultural desfavorecida.
Hasta ahora, las medidas de apoyo especiales que necesitaba el alumnado con hiperactividad no estaban enmarcadas en un marco legal. Por tanto, no había una normativa común que estableciese qué hacer para ayudar a los alumnos hiperactivos o con déficit de atención, un plan de acción que las asociaciones navarras TDAH-Sarasate, Andar y la Asociación Navarra para el Tratamiento y el estudio del Déficit de Atención, Hiperactividad e Impulsividad (ADHI), llevaban pidiendo mucho tiempo puesto que, según señalaron, es una enfermedad que afecta a más de 1.500 menores en Navarra.
Con el objetivo de facilitar al profesorado el desarrollo de esta labor, se ha procedido a articular la respuesta educativa que incluye la elaboración de sendas guías dirigidas al profesorado sobre el alumnado con TDAH y con DEA (Dificultades Específicas de Aprendizaje) con pautas de actuación y estrategias metodológicas; la redacción de materiales de apoyo y recursos didácticos para utilizar en el aula, trabajo en el que ha colaborado el centro de recursos Creena; por último, la creación, como novedad, de una normativa que regule la atención educativa y la evaluación del alumnado con TDAH y con DEA.
Iribas subrayó que "prácticamente en ninguna comunidad autónoma se ha desarrollado una regulación de las medidas de atención educativa al alumnado con este tipo de necesidades. Aquí en Navarra se hace a través de una orden foral que vincula jurídicamente y otorga derechos al alumnado, exigibles por ellos o sus representantes legales a través de los medios de impugnación previstos en el ordenamiento".
Las medidas
Según el borrador de orden foral, los centros educativos establecerán en su Plan de Atención a la Diversidad las decisiones referentes al apoyo específico que recibirán los alumnos con hiperactividad y trastornos de aprendizaje. Entre otras cosas, ofrecerán una atención personalizada y adecuarán los procesos educativos a las características y necesidades del alumno afectado por alguno de estos trastornos. El texto señala que en Educación Infantil comenzarán los programas de detección, intervención y prevención dirigidos a mejorar síntomas como problemas en la lectura, el cálculo o la escritura. En Primaria se identificará a los escolares que no hayan superado sus dificultades en Infantil, pero el diagnóstico médico de hiperactividad se realizará a partir de los seis-siete años.
Por su parte, el equipo docente, especialmente el tutor del menor, decidirá qué medidas de ajuste educativo llevar a cabo. La atención, en cada caso, será personalizada y, por ello, el tutor llevará a cabo un seguimiento sistemático del escolar con hiperactividad o con trastorno de atención. Para ayudar a los alumnos afectados a seguir las clases y superar los exámenes, el profesorado modificará, si es necesario, la organización de las aulas, la distribución del alumnado, la manera de evaluar y las estrategias didácticas, con el objetivo de motivar al alumno.
Por último, el texto también señala que Educación y Salud deberán coordinarse para detectar, identificar y atender a los escolares lo más pronto posible.
Con estas medidas de apoyo, según apunta el borrador de orden foral, el alumno alcanzará "el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional y conseguirá con éxito su desarrollo integral en la igualdad de oportunidades a partir de una enseñanza adecuada, apoyo y seguimiento durante su escolarización".
FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada