TDAH = Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

martes, 13 de diciembre de 2011

LOS FÁRMACOS PARA EL TDAH NO ELEVAN EL RIESGO CARDÍACO DEL PACIENTE ADULTO

12.12.11 | 18:12h. Reuters/EP | CHICAGO
Los fármacos para tratar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) no aumentan el riesgo de sufrir ataques al corazón, ictus o muerte súbita. Así lo ha demostrado un estudio del Kaiser Permanente Northern California, en Estados Unidos, que se publica en "Journal of the American Medical Association".
Los resultados de este trabajo, que despeja las dudas sobre el uso de estos fármacos para el TDAH, son similares a los logrados en otra investigación sobre adolescentes, que tampoco encontró que estos medicamentos aumentaran este riesgo.
Las personas con TDAH son inquietas, impulsivas y se distraen con facilidad. Para esta enfermedad no hay cura, pero sus síntomas pueden mantenerse bajo control utilizando una combinación de terapia conductual y fármacos estimulantes.
Estos medicamentos pueden aumentar la presión sanguínea y el ritmo cardíaco. Existen varios informes, incluido uno sobre niños, que señalan que podrían aumentar el riesgo de ataques al corazón, ictus y de paradas cardíacas repentinas.
En Estados Unidos, unos 2,7 millones de niños y más de 1,5 millones de adultos han recibido fármacos para el TDAH, como el 'Ritalin' de Novartis, (conocido en España como "Rubifén"), el 'Concerta' de Johnson & Johnson o el 'Strattera', de Eli Lilly.
Según Laurel Habel, Kaiser Permanente Northern California, "existía una preocupación sobre la seguridad cardiovascular de estos fármacos".
Por eso su equipo utilizó los registros médicos electrónicos de más de 440.000 adultos entre los 25 y los 64 años. De ellos, más de 150.000 habían recibido medicamentos para el TDAH. El fármaco más utilizado en este estudio fue 'Ritalin' (metilfenidato) y 'Adderall' (anfetamina).
Los científicos querían saber si los pacientes que tomaban fármacos contra el TDAH presentaban mayores tasas de ataque al corazón, muerte cardíaca prematura e ictus que aquellos que no tomaban estos fármacos.
Entre los usuarios, observaron también si el riesgo de sufrir un ataque al corazón era mayor cuando tomaban el medicamento o tras haber dejado de consumirlo.
"No vimos ninguna evidencia de que estos medicamentos aumentasen el riesgo de ninguno de estos eventos", ha señalado Habel.
Entre los pacientes de este estudio que habían tomado alguna vez fármacos contra el TDAH, las tasas de problemas cardíacos eran casi las mismas mientras consumían estos medicamentos y un año después de dejar de tomarlas.
Aunque este estudio no puede descartar por completo un mayor riesgo de problemas cardíacos en jóvenes y adultos de mediana edad, proporciona tranquilidad, dice Habel. "Pensamos que nuestros resultados sugieren que estos fármacos no aumentan de forma considerable el riesgo de eventos cardiovasculares", concluye.
FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada